Descarga gratis 10 libros

y consigue premios y promociones exclusivas

Regístrate

Comienza a leer

Iniciar sesión con Entreescritores

¿Has olvidado tu clave?

Crear una cuenta nueva

Libros publicados

Hoy ajustamos cuentas aunque no quieras

Hoy ajustamos cuentas aunque no quieras

15-09-2013

Contemporánea ensayo literario

  • Estrella vacía
  • Estrella vacía
  • Estrella vacía
  • Estrella vacía
  • Estrella vacía
13
  • Estrella llenaEstrella vaciaEstrella vaciaEstrella vaciaEstrella vacia  1
  • Estrella llenaEstrella llenaEstrella vaciaEstrella vaciaEstrella vacia  2
  • Estrella llenaEstrella llenaEstrella llenaEstrella vaciaEstrella vacia  5
  • Estrella llenaEstrella llenaEstrella llenaEstrella llenaEstrella vacia  3
  • Estrella llenaEstrella llenaEstrella llenaEstrella llenaEstrella llena  2

La vida que tienes no es como te la habías imaginado. Estás enfadado y quieres gritar, pero sabes que no puedes echar la culpa a nadie. Te han dicho que madurar es aceptar el mundo tal y como es. Pero no te gusta.

¿Por qué el trabajo nos esclaviza? ¿Quién ha decidido que se tarde tanto tiempo en llegar a los sitios? ¿Por qué no podemos elegir de quién nos enamoramos? ¿Para qué sirve ilusionarse si terminas siempre decepcionado? ¿Por qué no dura más la juventud y menos la vejez?

Basta ya. ¿Quién ha inventado esta manera de hacer las cosas?

Ha llegado la hora de que los responsables den la cara. La Suerte, el Tiempo, el Amor, la Salud, el Sexo, la Muerte o el Dinero deberán enfrentarse a alguien que está muy harto con su forma de trabajar. Un pase especial le ha dado acceso al lugar donde maquinan en la sombra. Se abren las puertas e irrumpe con una única idea en la cabeza: Hoy ajustamos cuentas aunque no quieras.

 

ENTREVISTAS:

"¿Cómo se puede saber si un libro de un don nadie te va a interesar? Complicado… ahí reconozco el mérito de los lectores exploradores"
 

Leer primer capítulo

 

Primer capítulo

Uno
Hoy ajustamos cuentas aunque no quieras


-    ¿Dónde estás? No te escondas porque te voy a encontrar...
-    ...
-    Hoy ajustamos cuentas aunque no quieras...
-    ...
-    Me estás esquivando pero sé que tienes que andar cerca...
-    ...
-    Ya no me sirven tus excusas... Ese rollo de que con el tiempo lo terminaría entendiendo todo es mentira...
-    ...
-    Pasan los años y sigo igual. Ya va siendo hora de que des la cara y contestes unas cuantas cosas...
-    ... Oye, perdona... ¿se puede saber con quién quieres hablar? He escuchado tus gritos y como para concentrarme en lo que estaba...
-    ¿Y tú quién eres?
-    Un poquito de educación... vienes aquí armando jaleo, dejo mi trabajo para atenderte y he preguntado yo primero... así que... empieza tú o te quedas ahí...
-    Sólo soy un tío harto que no entiende cómo van las cosas... y quería que me lo explicara alguien...
-    Uy... ¿No querrás hablar con Dios o algo parecido? Porque si es así has cogido fatal la dirección, mejor que revises lo que has puesto en el GPS... esos cacharros los carga el diablo... Basta que haya una obra en el camino y ya la has fastidiado...
-    No quiero hablar con Dios...
-    Ah, vale, perdona... es que las respuestas mágicas son en otra planta... sólo te estaba advirtiendo...
-    Busco a alguien que sepa cómo funciona todo esto...
-    ¿A un mecánico o algo así? Tienen mucho curro ahora mismo, se invierte poco en renovación de instalaciones y se disparan las obras de mantenimiento...
-    Vaya, aquí también se hacen muchas chapuzas...
-    Y tanto... Muchas promesas a principios de año pero luego se tira con lo de siempre... como esos jerséis que crees que nunca te vas a poner y de repente un día te parecen una buena idea...
-    Quiero hablar directamente con el jefe, con el que diseñó todo esto... el gran inventor...
-    Buff... ha pasado tanto tiempo que no sé si está registrado quién lo inventó... es lo que tiene la tradición oral... las historias se acaban desvirtuando y al final uno no sabe lo que realmente pasó...
-    Bueno... pero alguien mandará ahora ¿no?
-    Con los sueldos que pagan nadie quiere responsabilizarse del todo... cada uno se saca las castañas del fuego en su propio departamento...
-    ¿Y nadie coordina el trabajo de todos?
-    Que va...
-    ¡Pero eso es un caos!
-    Nos lo dicen mucho... el departamento de quejas está en la planta décima...
-    ¿Sirve de algo quejarse?
-    Te voy a decir la verdad... tienen trabajo acumulado desde hace varios cientos de años... Salen mucho a tomar el café y echarse un cigarro...
-    Si no puedo quejarme... ¿al menos puedo entender por qué las cosas funcionan de esta manera?
-    Manuales no nos quedan tampoco... Hubo una primera versión, pero fue cambiando porque cada uno quería incluir sus propias reglas y era incomprensible... Al final eran más las excepciones que las normas. No te digo más...
-    ¿No fuisteis capaces de poneros de acuerdo?
-    Que va... Y eso que usamos el mismo idioma. Imagínate...
-    Entonces no puedo llegar a entender nada, la vida funciona así... sin reglas. Y ya está...
-    Hombre, no me pongas esa cara... Me da coraje que te vayas con ese mal cuerpo...
-    No te preocupes, has hecho bien tu papel de librarte de los pesados... ¿Antes eras portero de discoteca?
-    Te estás equivocando conmigo... No tienes ni idea de con quién estás hablando...
-    Tú dirás quien eres...
-    Es fácil saberlo porque no te he mandado a la mierda... todavía.
-    ¿La Paciencia?
-    Ahí le has dado...
-    ¿Y eres cristiana como dicen todos?
-    Te he dicho que aquí no somos nada religiosos... cada uno nos pone los adjetivos que quiere... Como es normal, soy a la que menos que molesta...
-    Además de aguantarme, ¿puedes echarme un cable?
-    Tienes suerte, he pasado muchos años trabajando en ventanilla mandando gente al departamento correcto...
-    ¿Cómo pudiste elegir ese trabajo?
-    ¡Ah, majo! Son prácticas obligatorias... si no las pasas no te dan el título...
-    Estoy de suerte entonces...
-    No, la Suerte está liada preparando todo el mogollón de la lotería de Navidad...
-    Pero algo puedes hacer por mí...
-    Que sí...
-    Estoy esperando...
-    Estaba poniendo a prueba tu paciencia... estás en niveles bajos...
-    ¡Habla!
-    Nadie puede darte una respuesta concreta y completa a tus dudas porque todo está interconectado... Es como pretender saber cómo funciona una televisión...
-    ¿Perdona?
-    A ver... ¿quién te puede decir cómo funciona una tele?
-    Un electricista, por ejemplo...
-    Él te hablará de cables, voltajes y enchufes pero ¿te dirá cómo se ha fabricado la carcasa de plástico?
-    Hombre, bastaría con preguntar a todos los fabricantes de las piezas para conocer al detalle cómo funciona...
-    ¿Estás seguro? ¿Una televisión es el aparato o lo que se emite a través de él? ¿Qué fabricante te va a explicar cómo se hacen los programas de televisión?
-    Habría que hablar con más gente, lo pillo...
-    ¿Crees que hay una sola persona que tenga todas las respuestas?
-    Imagino que no... Entonces, quiero poder verme las caras con todos los que tengan algo que decirme...
-    Son muchos... ¿Cómo andas de tiempo?
-    Horario flexible...
-    Perfecto...
-    ¿Terminaré sabiendo más?
-    Igual desconociendo menos...
-    ¿Por dónde...?
-    Tira por ese pasillo y vete tocando puertas...
-    Oye... gracias... y perdona por haberte interrumpido. ¿Con quién estabas?
-    Con dos hermanas adolescentes que se pelean por la ropa... casi me has hecho un favor... parece que ya no gritan...
-    Paciencia...
-    Ya, ya...
 


5% de descuento para los lectores de entreescritores.com en casadelibro

5% de descuento para los lectores de entreescritores.com en casadelibro

Comentarios