carlos ochoa, Unas gotas de café sobre el papel

Descarga gratis 10 libros

y consigue premios y promociones exclusivas

Regístrate

Comienza a leer

Iniciar sesión con Entreescritores

¿Has olvidado tu clave?

Crear una cuenta nueva

Libros publicados

Unas gotas de café sobre el papel

Unas gotas de café sobre el papel

14-07-2018

Poesía poesía

  • Estrella llena
  • Estrella llena
  • Estrella llena
  • Media estrella
  • Estrella vacía
4
  • Estrella llenaEstrella vaciaEstrella vaciaEstrella vaciaEstrella vacia  0
  • Estrella llenaEstrella llenaEstrella vaciaEstrella vaciaEstrella vacia  0
  • Estrella llenaEstrella llenaEstrella llenaEstrella vaciaEstrella vacia  2
  • Estrella llenaEstrella llenaEstrella llenaEstrella llenaEstrella vacia  2
  • Estrella llenaEstrella llenaEstrella llenaEstrella llenaEstrella llena  0

LAS TRAGEDIAS MÁS HERMOSAS DE LA VIDA.  
Autor: Carlos Ochoa  
Los fragmentos de este poemario, “Las tragedias más Hermosas de la Vida”, expresan de modos diversos,  la forma de cómo nos marca el destino, con las cicatrices, experiencias, sueños, añoranzas, oscuridad, amor, pasión, confesiones, tragedias. Cada uno de estos sentimientos se fusionó convirtiéndose en poesía. He querido darle vida a cada una de estas palabras para dar entender que la vida es una sola y si la emparentamos con  la poesía se trasforma en eternidad. Con referencia a lo anterior, no todo se puede explicar, con las técnicas y herramientas que nos brinda la poesía, por ello este poemario tiene un contenido más humanista que va adentrar al lector a un mundo imaginable y a su vez inimaginable, en un laberinto de pureza y entusiasmo permitiendo reflexionar y amar cada instante de nuestra existencia, porque al final de cuenta son las “Las tragedias más Hermosas de la Vida”; los desamores, la tristeza, la experiencia, la pérdida de un ser querido… las lecciones que da; Benedetti, Márquez, Galeano, Palomares, Neruda, Varga llosa, George Reyes, Marqués Jr. y Paul Young, sus teorías sobre la vida son bastante útiles para un escritor. Es necesario explicar  la imagen de este trabajo, cada poema fue escrito junto a una taza de café, estas fueron el punto de partida para este joven poeta en formación, que expresa todo su sentir plasmado en letras, nutriendo su imaginario con cada sorbo de café, cada confesión, argumento, experiencias descubiertas o contadas por amigos, personas cercanas y rutinas del quehacer cotidiano dan vida a este poemario. Resulta oportuno mencionar que cada poema se divide en dos fases: el día fue la puerta a la esperanza, al amor y la fe y a su vez la noche es lo contrario, fue el ancla para la nostalgia, tristeza y el desamor; pero juntos son la mezcla idónea para crear y expresar el sentir humano. Después de las consideraciones anteriores, en un momento dado de estos años de escritura, me di cuenta que la semilla que sembré ya creció y es un árbol que forja mi carrera como poeta, un árbol lleno de inspiración, donde sus frutas son mis poemas que caen sin cesar, pero que muchos juzgaron y no creyeron en este sueño es por eso que agradezco a los que si creyeron: al grupo de poesía “Tu Voz” por brindarme su apoyo, a los profesores Edwin Cuevas y Joffred Linares por sus tutorías, amistad, confianza y apoyo. Además Nakary Gonzales por sus consejos y portada tan  impecable, también a todas esas personas que me brindaron sus experiencias, triunfos y fracasos.  
Sus aportes dan vida a este Poemario…

Leer primer capítulo

 

Primer capítulo

Espejo  
Te vi llorar, sin importar si me veías, tantos tropiezos, desilusiones, diariamente sentía. No sé si creerte u odiarte nunca me dices nada solo yo soy el que habla..... Amigo fiel, serás el único que me mira a la cara cuando sonrío, desde mi niñez sólo en ti confío.  
Fuiste la alquimia para mi supervivencia, sí fuiste tú, el “Yo” del otro lado que siente lo que yo siento y como una sinopsis de mi antiguo “Yo”, me recuerda lo que un día fui.  
Como abanico despejaste mis dudas, mis temores, protector de los dardos envenenados que da la vida, solo la acción de tus palabras acariciaba el alma.  
Te estoy hablando a ti, al del espejo, tan desordenado, ignorado, ¿qué haces aquí? sin importar que mañana amanezca aquí; escúchame, te hablo a ti aunque los consejos sobran.  
Seguiremos juntos, tratando de olvidarnos, descartado que nos  hagamos un homenaje, pero el tipo del espejo… Siempre se reirá de ti.   


5% de descuento para los lectores de entreescritores.com en casadelibro

5% de descuento para los lectores de entreescritores.com en casadelibro

Comentarios

Te puede interesar