Comienza a leer

Iniciar sesión con Entreescritores

¿Has olvidado tu clave?

Crear una cuenta nueva

Libros publicados

Poemario del alma

Poemario del alma

24-03-2013

Poesía poesía

  • Estrella vacía
  • Estrella vacía
  • Estrella vacía
  • Estrella vacía
  • Estrella vacía
14
  • Estrella llenaEstrella vaciaEstrella vaciaEstrella vaciaEstrella vacia  6
  • Estrella llenaEstrella llenaEstrella vaciaEstrella vaciaEstrella vacia  2
  • Estrella llenaEstrella llenaEstrella llenaEstrella vaciaEstrella vacia  3
  • Estrella llenaEstrella llenaEstrella llenaEstrella llenaEstrella vacia  2
  • Estrella llenaEstrella llenaEstrella llenaEstrella llenaEstrella llena  1

La poesía como manifestación del alma, expresa lo más intimo de nuestro ser, de allí que, de lo más recóndito y por inspiración divina, fluyen como un manantial de vida, lo más expresivos poemas que honran a Dios y que nos abre el camino para motivar e inspirar a todos aquellos lectores, que se dignen a sumergirse y navegar en estos humildes poemas, proveyendo un acercamiento más real, más tangible al creador y en la medida que estemos conectemos con Dios, como fuente de vida que es, de la misma manera, podemos relacionarnos mejor con nosotros mismos, con nuestros semejantes e inclusive interaccionar mejor con todo lo que nos rodea, incluyendo con la naturaleza, con nuestro medio ambiente, es una invitación a vivir la vida plena desde el ámbito espiritual, sin dejar de ser humano en su esencia 

Leer primer capítulo

 

Primer capítulo

 

                   POEMARIO DEL ALMA

 

 

Prologo

            

La poesía como manifestación del alma, expresa lo más intimo de nuestro ser, de allí que, de lo más recóndito y por inspiración divina, fluyen como un manantial de vida, lo más expresivos poemas que honren a Dios y que motiven e inspiren a todos aquellos que se dignen a sumergirse en estos humildes versos, que nos permitirán acércanos un poco más al creador y en la medida que estemos conectemos con Dios, como fuente de vida que es, de la misma manera, podemos estar comectados y relacionarnos mejor con nosotros mismos, con nuestros semejantes e inclusive interaccionar mejor con todo lo que nos rodea, incluyendo con la naturaleza, con nuestro medio ambiente.

 

Mi aspiración es que sea del agrado de todos y que puedan ser compartidos y esparcidos como primicia, de las grandes y hermosas obras que el Señor, en su perfecta voluntad y en su infinita misericordia va a inspirar, inspiración que llegará a numerosas personas en todo el mundo como parte de su propósito divino, de llevar su palabra a los más apartados rincones de nuestra tierra.

 

                                                                                                              Su servidor: Jorge Pérez.

 

 

Índice

Página

 

1.- Acompañando al Señor…………………………………………………………            5

 

2.- Quisiera creer……………………………………………………………………           7

 

3.- Preguntas sin Respuestas………………………………………………………......         8

 

4.- Déjame Señor……………………………………………………………………...         9

 

5.- El hombre que cambió la historia del mundo………………………………................      10

 

6.- ¿QuéBusco?...............................................................................................................      11

 

7.- El fluir de tu palabra……………………………………………………………...........    12

 

8.- La Historia De Un Príncipe Enamorado………………………………………...............   13

 

9.- V……………………………………………………………………………….......    14

 

10.- Quien escribe…………………………………………………………………........  15

 

 

 

 

 

 

 

 

“Acompañando al Señor”

 

I

Quisiera   componer   versos, que   me hicieran siempre recordar

El precio    que    tú    pagaste    señor,   al morir en mi lugar

En aquella   pérfida    cruz, cuando    nos    viniste    a   salvar

 

II

Quisiera haber estado allí   y   de   la cruz ayudarte a bajar

Ungir tu   cuerpo   con    áloes   y   en   mis   hombros    cargar

Tu   cuerpo   frágil    y    molido    por    mi    culpa   al pecar

 

III

 

Quisiera  llevarte hasta el sepulcro y  toda  la  noche  esperar

Esperarpor la mañana, por la mañana de un domingo triunfal

 Donde  la  muerte  fue  vencida,  vencida por ti señor, al resucitar

 

IV

Quisiera   ver   el   ángel,   que   cuando    la   piedra   al   rodar

Correr  como     nunca,    hasta   el    fondo    de    aquel    lugar

Quitar     tu      vendaje       y       tú        salir        acompañar

 

V

Quisiera  luego  a  luz  del  día  ver,  en  gloria  tu cuerpo brillar

Llorar a  tus  pies como  llora  un niño y sin  palabras   expresar

Toda    la     emoción     del     mundo     al     verte     resucitar

 

VI

Quisiera   también    tomar   tus manos   y   tus heridas tocar

Ungirlas    con    mis    lágrimas     y    tus     cicatrices    borrar

Pero    solo   me   hacen recordar, que tú tomaste mi lugar

 

VII

Quisiera recoger tu preciosa sangre, que los clavos al dejar

Derramada   sobre   mis    pecados    y   que     estos    al   lavar

Sigue   surcando     espacios,      buscando    a    quien    limpiar

 

VIII

Quisiera   caminar   contigo y   de   camino   a   Emaús charlar

Hallar a tus discípulos   y con ellos las escrituras escudriñar

Alojarnos    en     la    posada     y     por     la    noche    cenar

 

IX

Quisiera haber estado allí y durante cuarenta días tu gloria mirar

Verte   ascender    al    cielo     y    a    los    ángeles    escuchar

Que tu regreso será pronto, por eso espero que nos vengas a llevar

 

X

Quisiera    en      este      momento,      tu      palabra    predicar

Llevar  este  mensaje  al  mundo  y   a   la   humanidad  expresar

Que    para    ser    salvos,   solo    a    cristo   debemos   aceptar.

 

 

 

“Quisiera creer…”

 

Quisiera creer, como cree el águila en su vuelo

Que por muy alto que se remonte, firme con sus alas extendidas

Busca en el saber de cada día, el respiro que viene del cielo

Una fragancia de armonía, un suspiro de tenue fantasía

En un mundo de lenta agonía, de falsedad e hipocresía

 

Quisiera soñar como sueña la espigada garza en el estero

Que entre paso y paso picoteando va, buscando el pábulo sustento

Que sin inmutarse ve su imagen reflejada en el agua como espejo

Y  aunque su figura se desvanezca, aún  permanecen sus sueños

 

Quisiera confiar, como confía el turpial al rayar el día en su alborada

Que con su canto melodioso inicia alegremente su tonada

E imprimiendo en el cielo su figura con sus vivos colores, amarillo y negro

El amarillo del araguaney y el oro negro de nuestra tierra

Buscando el alimento para sus polluelos, en Dios su provisión espera

 

Quisiera creer que la vida es un hermoso sueño

Sueño que despierta el deseo de verlo hecho realidad

Que al despertar de una hermosa mañana

Guerra, pestes, hambre ya no existían

Y que en un mundo de fe ylleno de alegría

 

La humanidad feliz y en paz vivía

 

Ya sea que creamos, que soñemos, o que confiemos,

Todas las cosas están en las manos del señor

Fiel amigo, de nuestras vidas el consolador

De nuestros vuelos el conductor

De nuestros sueños el constructor

De nuestra confianza nuestra seguridad


5% de descuento para los lectores de entreescritores.com en casadelibro

5% de descuento para los lectores de entreescritores.com en casadelibro

Comentarios

Te puede interesar