Comienza a leer

Iniciar sesión con Entreescritores

¿Has olvidado tu clave?

Crear una cuenta nueva

Libros publicados

 

Primer capítulo

Yo, Adrian Dordelly, he sido afectado por una especie de Entidad que se ha comunicado conmigo a través de las más diversas maneras, ayudándome ésta Entidad, por medio de su Influencia Imaginativa, a entrar en Otros Mundos que se encuentran en este Mismo Mundo, en este mismo Plano Espacio Temporal; y a pesar de yo haber sido tratado a base de fármacos, y encerrado varias veces en un Manicomio, la Presencia ha retornado hasta mí en repetidas ocasiones.


 

Doy a esta Entidad el nombre indistinto de Dios o Muerte, ya que en todas y cada una de las experiencias que yo llamaré “Místicas Galácticas”, la Presencia se hizo aparecer a sí misma ante mi delirio por medio de mi propia interpretación del Fenómeno.


 

Me ha sido Anunciado por Dios o por la Muerte que el Caos Energético de Entropía del Universo afecta por igual a los Mundos dentro del Mundo así como al Mundo Conocido propiamente dicho, y que cualquier intento de Rebelión para transformar el estado de cosas, tendrá evidentemente que seguir adelante con los patrones de comportamiento justificativo en cuanto a la dicotomías o enfrentamiento de las Fuerzas de la Oscuridad contra la Luz.


 

Yo, Adrian Dordelly, debido a mi experiencia de fuertes tintes apocalípticos y delirantes, he decidido no aceptar aquello que me sumió en una serie de impresiones aterradoras. Las Profecías de la Virgen de Fátima, los condenados por Dios debido a la inminente llegada del Apocalipsis y la Segunda Venida de Cristo, entre otros, son algunos de los aspectos que más repudio, estando entre ellos la mismísima existencia de Satán.


 

Me he anunciado a mí mismo como un Tercer Factor Desestabilizador. No creo, ni acepto, los Mensajes Instaurados en mi Imaginación por el sistema de cosas presente en la Civilización Pop. Y gracias a mis comunicaciones con la Presencia, he tenido que desarrollar mis propios poderes imaginativos para defenderme, descubriendo mi Ser más Alucinante, descubriendo el Nombre que me corresponde. Porque algo en mí siempre ha querido tomar Forma.


 

Cierta parte de mi ser, de mi Propio-yo, de mi Propia-Voz Interna o subjetiva proviene del Futuro, pues el feto y ante-feto que yo alguna vez encarné como parte consustancial de la Realidad fue inoculado desde los tiempos que serán con un Dato que atravesó las distancias estelares.

Un Dato que me hace ser y volver a ser desde el Futuro en que fui y en que ahora soy, el Nombre de los Cinco Mil Nombres, El Destructor de La Realidad...


 

Me he descubierto como el Inventor de los Maniquíes que intentarán comerse a los Niños y que tratarán de ser mujeres tranquilizantes para servir a las mujeres alteradas genéticamente, a Las Mujeres con Pene.


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


 


Comentarios