Descarga gratis 10 libros

y consigue premios y promociones exclusivas

Regístrate

Comienza a leer

Iniciar sesión con Entreescritores

¿Has olvidado tu clave?

Crear una cuenta nueva

Libros publicados

SUEÑOS DE UN INSOMNE

SUEÑOS DE UN INSOMNE

05-12-2013

Novela negra/Policiaca novela

  • Estrella vacía
  • Estrella vacía
  • Estrella vacía
  • Estrella vacía
  • Estrella vacía
5
  • Estrella llenaEstrella vaciaEstrella vaciaEstrella vaciaEstrella vacia  0
  • Estrella llenaEstrella llenaEstrella vaciaEstrella vaciaEstrella vacia  0
  • Estrella llenaEstrella llenaEstrella llenaEstrella vaciaEstrella vacia  1
  • Estrella llenaEstrella llenaEstrella llenaEstrella llenaEstrella vacia  1
  • Estrella llenaEstrella llenaEstrella llenaEstrella llenaEstrella llena  3

Xisco Ous Bou, es un joven abogado ocupado en defender los deslices legales de gente sin recursos en el turno de oficio.

Inesperadamente, y sin saber cómo, se ve envuelto en la defensa de un caso de asesinato. Su cliente, una famosa modelo, es acusada de apuñalar a un guardaespaldas de la delegación siria en el hotel Ritz, días antes de la histórica Conferencia de Paz de Madrid.

Tras pesquisas, acontecimientos, y unos curiosos sueños del joven abogado, el caso acaba siendo fundamental para las Conclusiones de la Conferencia de Paz, entre judíos y palestinos.

Como nos dice el abogado Xisco Ous Bou (Paco Huevos de Toro) «Nada es como parece. Todo lo que parece puede ser cambiado. Para cambiar las apariencias estamos los abogados, y, ..., cómo no, los políticos»

Leer primer capítulo

 

Primer capítulo

1

¿PERO CÓMO TE LO DIRIA YO?

Pero ¿cómo te lo diría yo...? No es fácil, Jazmín. Escribir la historia que

nos unió, para la misma persona que la vivió...

Primero, es ridículo: es como si un condenado pretendiera leerle la

sentencia al juez que la redactó. Segundo, es un exceso por tu parte

pretender revivir eternamente lo que fue la situación más horrible que has

experimentado en tu corta vida, y seguro nunca más volverás a pasar una

situación similar. Tercero, ¿y yo? ¿Qué pasa conmigo? ¿Es que pretendes

que sea sincero? Eso me pone en una tesitura que solo un santo puede

garantizar. Y cuarto, el ingenio que pueda aportar en este relato está

secuestrado. Se pueden aclarar ciertos sucesos acaecidos, subrayar la

interpretación de algunos hechos, y por supuesto matizar opiniones,

decisiones e incluso rectificar si cabe. Sé que puede aportar luz, pero qué

más da... lo pasado, pasado está. Pretendes conocer, y pienso que es como

intentar explicarle a un borracho que le mordió el perro porque le pisó el

rabo. Estaba borracho, y demasiado sabe él que el mordisco le duele y su ira

está aumentada con la rabia venérea del perro; no vale la pena culpar al

perro.

Reconozco en esta alegación previa que cuando me pediste lo que me

pediste, no fue para dejar constancia, como la foto que nos hicimos a las

puertas del juzgado cuando te liberé de la cárcel. Aquí, en la mesa en la que

escribo, está la foto, enmarcada, como me la regalaste. La contemplo y, la

verdad, me sirve para recordar; la aventura que los dos vivimos no necesita

foto porque nunca podré olvidarla. También sé que no quieres el relato para

su divulgación, por lo que es evidente que solo deseas conocer lo que no

viste, lo que nunca te conté o te conté a medias, lo que pensé; pero sobre

todo lo que soñé.

Bien, Jazmín, lo haré. He tardado, pero ahí va tu caprichoso deseo,

Regalo de Dios.

!

Comentarios

Te puede interesar