Comienza a leer

Iniciar sesión con Entreescritores

¿Has olvidado tu clave?

Crear una cuenta nueva

Libros publicados

La Historia de actualidad 1

La Historia de actualidad 1

07-05-2022

Histórica didáctico

  • Estrella vacía
  • Estrella vacía
  • Estrella vacía
  • Estrella vacía
  • Estrella vacía
0
  • Estrella llenaEstrella vaciaEstrella vaciaEstrella vaciaEstrella vacia  0
  • Estrella llenaEstrella llenaEstrella vaciaEstrella vaciaEstrella vacia  0
  • Estrella llenaEstrella llenaEstrella llenaEstrella vaciaEstrella vacia  0
  • Estrella llenaEstrella llenaEstrella llenaEstrella llenaEstrella vacia  0
  • Estrella llenaEstrella llenaEstrella llenaEstrella llenaEstrella llena  0

Ver book trailer

¡Obra recientemente incluida en el catálogo de la biblioteca escolar digital LeoCyL, desarrollada por la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León!¡Posicionada como número 1 en la categoría Historia de Canadá para jóvenes de Amazon en marzo de 2021!"La Historia de actualidad 1" es el libro que estabas esperando, deja que su autor te transporte por un momento al pasado y atrévete a descubrir:-Las razones que llevaron a Homo Sapiens Cro-Magnon a inmortalizar las excepcionales pinturas rupestres de la cueva de Lascaux (Francia).-Las verdaderas causas de la muerte de Tutankhamon, joven faraón del Antiguo Egipto.-La supuesta llegada del vikingo Leif Erickson a América.-El posible hallazgo de los restos de la nao Santa María.-Los verdaderos motivos de la venganza de Adolf Hitler contra Francia.

Leer primer capítulo

 

Primer capítulo

Capítulo 1. Cromañón en LascauxPara comenzar nos situamos en Francia, concretamente en la cuenca del río Vézere, en Dordoña-Périgord, con el propósito de dar a conocer las brillantes representaciones de arte rupestre que se han conservado en la famosa cueva de Lascaux y que han sido consideradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Su datación corresponde al Paleolítico Superior, etapa perteneciente a la Prehistoria y forman parte de la escuela de arte franco-cantábrico.Pues bien, el descubrimiento de este excepcional conjunto pictórico se produjo en 1940, por parte de unos adolescentes que, de forma accidental, se adentraron en la cueva. Hasta entonces no había constancia de su existencia.A partir de ese momento, un reputado prehistoriador, el abate Henri Bréuil, se hizo cargo del estudio de dicho emplazamiento, elaborando, junto a sus colaboradores, un detallado inventario de las pinturas y grabados que iban apareciendo en el lugar.Posteriormente, otros investigadores han ido aportando sus conocimientos, llegándose a desvelar la existencia de más de 600 representaciones gráficas de animales, fácilmente reconocibles, sobre todo en las estancias más destacadas de la cueva: la Sala de los Toros y el Divertículo Axial. En ellas aparecen principalmente caballos, ciervos, uros (una especie de toro en estado salvaje ya extinguida) y bisontes. También merece ser destacada, en otro sector de la cueva llamado el Pozo, una pintura única en todo el complejo, ya que en ella aparece un hombre con cabeza de ave, tumbado, aparentemente muerto, protagonizando una escena en la que también se puede apreciar la figura de un bisonte sin vida, destripado por una especie de jabalina.¿Pero qué cronología podían tener todas esas representaciones? Pues bien, el abate Bréuil, con los escasos medios con que contaba en esa época afirmó que se trataba de un yacimiento propio de la industria prehistórica Auriñaciense (32000-25000 a. C. aproximadamente). Investigaciones posteriores revocaron su tesis:-A mediados del siglo XX, tras la realización de una prueba de radiocarbono en fragmentos de carbones de madera encontrados en la cueva, la fecha probable que aportó dicho estudio oscilaba entre 17000 y 15500 a.C., con lo cual podríamos estar hablando de un estadio cultural más reciente: el denominado Magdaleniense.-Sin embargo, investigaciones más actuales, realizadas a partir del análisis de radiocarbono de una varilla de asta de reno, apuntan al intervalo 18900- 18600 a.C.; momento este que se encuadraría en el período Solutrense, pero con la posibilidad de haber entroncado con el Magdaleniense arcaico. No obstante, el análisis formal de las figuras y signos de Lascaux inclina más a los expertos hacia la tradición Solutrense, siendo hoy en día la hipótesis más aceptada, ya que, según ellos, existen numerosas coincidencias con las representaciones de otras cuevas de ese mismo período cronológico.En cuanto a la tecnología empleada en la creación de dichas pinturas y grabados, hay que destacar que los “Hombres de Cro-Magnon”, autores de todo este complejo pictórico, hicieron uso de sus propias manos, utilizaron pinceles e incluso existe constancia de aplicación de la técnica de pulverización. Para dotar de policromía a las ilustraciones, emplearon pigmentos minerales mezclados con grasa animal, remarcando los contornos de las figuras con carbón.En el interior de la cueva también se han hallado útiles como lámparas de grasa animal que estos cromañones habrían usado para alumbrarse dentro de la cueva. Incluso han aparecido encajes que se supone habrían utilizado para colocar una especie de andamios que les hubieran permitido pintar en los lugares menos accesibles del recinto.Asimismo, se han localizado elementos de cultura material como: mobiliario lítico, concretamente laminillas de dorso; restos óseos como azagayas y una varilla de asta de reno decorada.Pero Lascaux sigue encerrando hoy grandes misterios que aún no han podido ser aclarados:-El primero hace referencia a la inexistencia de ocupación de la cueva por parte de los autores de las representaciones, ya que, al parecer, estos habrían penetrado en ella únicamente para realizar sus creaciones. Esto llama poderosamente la atención, sobre todo teniendo en cuenta que en ese momento en Europa ¡se estaba produciendo una glaciación! Resulta pues muy extraño que, ante esas adversas condiciones, no se hubieran aventurado a ocupar la cueva como refugio. La explicación que dan algunos estudiosos del tema es que esto apuntaría a su utilización como santuario, lo cual podría tener sentido, ya que, si este llegó a ser un lugar sagrado para ellos, cabe la posibilidad de que nuestros protagonistas no se hubieran atrevido a habitarlo. -El segundo de los enigmas consiste en algo sorprendente, ya que, según señalan expertos en astronomía de la Universidad de Montpellier (Francia), existe la posibilidad de que en la cueva se haya intentado simbolizar parte de la bóveda celeste. En este sentido, dichos investigadores han comprobado que al superponer la figura que forman las estrellas de la constelación de Capricornio sobre el contorno del unicornio de la Sala de los Toros, existe una gran coincidencia. Por lo tanto, si finalmente se acabara demostrando que no se trata de una mera casualidad, resultaría revolucionario, ya que vendría a confirmar que el “Hombre de Cro-Magnon” habría contado con importantes conocimientos astronómicos.En cualquier caso, tampoco debemos olvidar las interesantes interpretaciones que han ido surgiendo sobre el sentido de las ilustraciones de la cueva, eso sí, bastante dispares:-En un primer momento se creyó que eran manifestaciones en las que cromañón pretendía plasmar el arte como simple arte, con lo cual habría buscado la excelencia en sus creaciones. Esto se pensaba, por ejemplo, al apreciar como algunas figuras de animales, magníficamente ejecutadas, habían sido adaptadas al relieve de las rocas, lo que les proporcionaba una mayor sensación de realismo.-Posteriormente se empezó a pensar que en la cueva podrían haberse celebrado algún tipo de ceremonias con las que el “Hombre de Cro-Magnon” buscase; o bien propiciar la caza, medio de vida fundamental de las sociedades cazadoras-recolectoras del Paleolítico Superior, o bien favorecer la fecundidad, algo sumamente importante en una época histórica en la que la esperanza de vida apenas rondaba los veinte años.-Tampoco han faltado teorías basadas en el totemismo, en el sentido de la existencia de vínculos entre el hombre y algunas especies animales, como las que han sido plasmadas en la cueva.-Por otra parte, Leroy Gourhan, gran estudioso del tema, mantendría la hipótesis de que esas figuras revelarían la existencia de un mundo organizado, en el que animales y signos se distribuirían según los temas y las formas en sectores específicos de la gruta.-Ya en los años 90 del siglo XX, el chamanismo también ha tenido cabida como explicación, entendido como la puesta en contacto de esos chamanes, que vendrían a ser los elegidos de la tribu, con los espíritus, quizá encarnados estos últimos en los animales diseñados en la cueva.-Finalmente, Norbert Aujoulat, que estudió las representaciones de animales presentes en la cueva entre 1988 y 1999, hablaba de una secuenciación en estas imágenes; ya que aparecen en primer lugar siempre el caballo, seguido del uro y a continuación el ciervo. Esto sería interpretado por él como un intento de cromañón por plasmar, de forma simbólica, la sucesión de la primavera, el verano y el otoño.Y ya volviendo a la actualidad, para aquellas personas que estén interesadas en visitar la cueva de Lascaux, anunciarles que no podrán adentrarse en la auténtica, ya que en 1963, varios años después de ser abierta al público y ante el deterioro de las imágenes producido por unos hongos que afloraron en la cueva original, las autoridades francesas decidieron clausurarla y construir una réplica en un lugar cercano, bautizado como Lascaux II, que, no obstante, ha conseguido atraer a multitud de visitantes cada año. Sin embargo, hay que manifestar que, desgraciadamente, las pinturas de la cueva original siguen en peligro, ya que entre 2008 y 2011 se ha detectado un nuevo brote de hongos.Para finalizar, podemos asegurar que, tanto la cueva de Lascaux como la de Altamira (España), estarían sin ningún lugar a dudas dentro de los conjuntos de representaciones de arte rupestre más valiosos de Europa y entre las dos podrían disputarse la consideración de “Capilla Sixtina” de la Prehistoria. Desde luego, es algo realmente justificado, si tenemos en cuenta estas maravillas conservadas después de tantos siglos y que nos han aportado y seguirán aportando nuevos conocimientos sobre la vida de nuestros antepasados más directos.

Comentarios